Ojo con la mora: 9 de cada diez empresas que cae en incumplimiento es micro o pequeña

Febrero 28, 2019

¡Comparte en redes sociales!



Te entregamos cuatro consejos para que evitar esta situación, que muchas veces ocurre porque el área financiera no está profesionalizada o el retraso en pago de clientes.


Emprender no es fácil y menos aún impulsar el crecimiento de la compañía. Muchas veces, en este intento se utiliza la caja para crecer y ello no permite contrarrestar a tiempo los imprevistos financieros o la demora de los pagos de clientes. ¿Qué ocurre en estos casos? Las empresas que no tienen acceso a financiamiento caen en mora.

De las 412.813 empresas activas a julio pasado, un 15,8% están en mora con un monto promedio de $14, 5 millones, según los resultados del último Informe de Deuda Morosa en Empresas de la USS-Equifax.

El análisis arrojó que de cada 10 empresas que caen en mora, 5 son micro y 4 son pymes. Esto implica que concentran el 88% de las empresas en mora son micro y pequeñas empresas, aunque sólo representan 51% del monto total de mora vigente a julio de este año.

Las empresas que concentran el 22,29% de la mora están vinculadas a las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, un 21,53% al comercio por mayor y menor y un 10,57% a transporte y almacenamiento.


Cómo evitar esta situación

  1. Mantén tus ingresos, egresos y compromisos monitoreados, es la mejor forma de poder anticipar situaciones de menor liquidez. Para esto, existen diferentes aplicaciones en el mercado. Una de ellas es Papaya!, que te permite gestionar tus cuentas y facturar electrónicamente, de forma gratis y para siempre.
  2. Sé proactivo en la cobranza. Para eso, ayudan programas como Papaya!, que te avisan cuando una factura está por vencer o debiese ser pagada. Llama a tu cliente, recuérdale que debería pagar en los próximos días.
  3. Siempre es mejor conseguir financiamiento cuando la empresa está bien -aunque sepa que enfrentará dificultades los meses siguientes-, que cuando ya está en mora. El sistema ofrece tasas y condiciones de acuerdo con la situación actual de la compañía.
  4. Identificar cuál es la necesidad financiera: No es lo mismo conseguir financiamiento por una vez porque un cliente se atrasó con el pago de la factura que porque decidiste financiar el crecimiento con las utilidades que te deja el negocio. Para el primer caso, en caso de estrechez y/o para ordenar los ingresos, es mejor financiarte mediante factoring. Si el gasto busca sustentar crecimiento a largo plazo, lo mejor es hacer calzar la deuda con el mayor flujo futuro que debería ingresar, así que sería recomendable negociar un crédito.